Yacimientos de gas cerca de Canarias, ¿cuál es la situación actual?

La búsqueda de yacimientos de gas cerca de Canarias continúa activa, después de que se vivieran episodios en diversas compañías desistieron en la investigación de hidrocarburos en aguas próximas al archipiélago. 

¿Hay yacimientos de gas cerca de Canarias? 

En 2015, todas las alarmas se encendieron cuando Repsol anunció la búsqueda de yacimientos de gas en aguas marinas próximas a las costas de Canarias. Tras efectuar un primer sondeo en la zona, la compañía decidió abandonar la investigación. 

A pesar de que en las muestras se encontró gas, las explotaciones no contaban con “el volumen ni la cantidad suficiente para valorar la extracción”, afirmó la petrolera en una nota de prensa. 

Meses después, la compañía americana Kosmos Energy, especializada en la exploración y la explotación de hidrocarburos, anunció un segundo yacimiento de gas en Mauritania. El hallazgo permitía hablar de un gran impulso de los sectores industriales de Canarias, una comunidad que hasta la fecha no cuenta con suministro de gas natural y en la que Endesa es la principal comercializadora. 

No obstante, su carácter naval y portuario podía suponer que se convirtiera en centro logístico del Atlántico con el yacimiento. No obstante, este proyecto también se abandonó. 

¿Cuál es la actualidad de los yacimientos de gas cerca de Canarias? 

En 2018, Marruecos concedió un permiso a la empresa italiana ENI para explorar posibles yacimientos de gas y petróleo en una zona cercana a la analizada por Repsol. El caso se centraba en un espacio del Atlántico próximo a la costa de Tarfaya, cuya jurisdicción corresponde a Marruecos. 

La aprobación de la medida no estuvo exenta de polémica. Desde el gobierno canario se manifestó la repulsa al inicio de las perforaciones en la zona. Su explotación ponía en serio peligro el enorme valor medioambiental de las islas; unas pérdidas que, tal y como apuntaban desde el cabildo, también podían repercutir en el turismo. 

¿Cómo afectan los yacimientos al medio ambiente? 

Siguiendo con el símil energético, de la misma manera que sabe cómo dar de alta la luz, la extracción del gas natural y del petróleo se realiza en los yacimientos. Las manifestaciones en contra de su explotación tenían su razón de ser, dadas las consecuencias medioambientales que trae consigo: 

  • Consecuencias en el agua: La explotación puede contener sedimentos u otros materiales contaminantes que acaban en las aguas. Esto deriva en la contaminación de los ríos y de los mares.  
  • Consecuencias en los suelos: El proceso conlleva en muchas ocasiones fracturas en el terreno y, por ende, fugas de gas. Además, también contribuye a que el suelo sea más susceptible a la erosión debido a la adición de sustancias contaminantes. 
  • Consecuencias en el aire: Los pozos suelen requerir la liberación de gases de efecto invernadero, como el metano. 

Consecuencias en los paisajes: Se producen alteraciones en la fauna y la flora a consecuencia de los pozos, los tanques y el resto de instalaciones de producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *