¿Qué tipos de energías renovables hay y cuáles son sus características?

En marzo de 2018, el consumo de energía renovable superó el 50% en España. Una cifra más que notable que permite hablar en profundidad de los distintos tipos que existen, sus características y aplicaciones. 

¿Qué tipos de energías renovables existen? 

Como bien sabrás, las energías renovables se obtienen de la naturaleza, es decir, del viento, del agua o de los rayos de sol. Son inagotables y completamente limpias. No generan dióxido de carbono ni otros gases perjudiciales para el medio ambiente, al contrario que el carbón, el petróleo e incluso el gas natural. 

Su inclusión es tal que es posible contratar las tarifas de energías renovables de las principales comercializadoras energéticas. También cooperativas verdes están contribuyendo a fomentar su uso en viviendas y negocios. 

Energía solar 

La energía solar es aquella que se obtiene a través del sol. Dentro de la misma se pueden diferenciar dos tipos: 

  • Energía solar fotovoltaica: A través de los paneles solares fotovoltaicos, se absorben los rayos de sol para después transformar la energía en electricidad. Esta puede ser volcada a la red o almacenada para su uso posterior, gracias a las bombas de calor. 
  • Energía solar térmica: en este caso, la radiación solar, mediante el proceso de transformación en energía, se emplea para disponer de calefacción, electricidad y agua caliente sanitaria. La aerotermia, híbrido entre esta y la eólica, está sumando cada vez más adeptos. 

Energía eólica

La energía eólica se genera a través de la fuerza del viento, siendo en los parques eólicos donde se genera fundamentalmente su producción. Las corrientes accionan los molinos y éstos, como generadores de energía, transforman el viento en electricidad. 

Energía hidroeléctrica o hidráulica 

La energía hidroeléctrica o hidráulica origina electricidad a través de los movimientos del agua.  La lluvia, la nieve o el granizo transcurre por los ríos, a una velocidad determinada, la cual produce electricidad. 

Así, el funcionamiento de este tipo de renovable se puede resumir en: 

1- La corriente de agua impulsa las turbinas de por ejemplo una presa 

2- La turbina empieza a girar a toda velocidad

3- A través de un generador, todo ese movimiento se transforma en electricidad

De usarla, el consumo de energía se verá reducido considerablemente, así como el precio por kilovatio hora a abonar en las facturas energéticas. 

¿Existen otros tipos de energías renovables menos comunes? 

Las energías renovables tienen numerosos métodos de producción. De este modo, a parte de estos comunes se pueden incluir otros tipos menos oídos, pero igual de útiles: 

  • Energía de la biomasa: La propuesta de cierre de las centrales térmicas de carbón pretende contribuir al fomento de la misma. La energía de la biomasa se produce por la combustión de residuos de origen animal y vegetal. 
  • Energía geotérmica: En este caso, la energía se obtiene mediante el aprovechamiento del calor interno de la tierra. Gracias al uso de bombas de calor geotérmicas, se extrae la energía de ese subsuelo, lo que permite calentar o enfriar una estancia. 

Energía mareomotriz y undimotriz: La primera obtiene la energía a través de las subidas y bajadas de las mareas. Por su parte, la segunda produce energía gracias a la fuerza de las olas, a través también de turbinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *