Descubre la importancia del uso de internet con energías renovables

Internet ya es considerado el foco fundamental de la economía mundial. No obstante, su utilización, así como la fabricación de todos los aparatos con conexión a la red, requiere de buenas dosis de energía. 

El frecuente uso de estos dispositivos y la contratación de una mayor velocidad de red repercute enormemente en la conservación del medio ambiente y el calentamiento global. De hecho, se estima que las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) son las responsables del 2% de las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Los gobiernos de distintos rincones ya están tomando medidas para reducir la huella de carbono eléctrico, que se estima en un 7%. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya afirmó al comienzo de su andadura que apoyaría medidas en pro del autoabastecimiento eléctrico y el fomento de las energías limpias. El anuncio se materializó en el nuevo decreto de ley, que permite el autoconsumo compartido en las comunidades o edificios de propietarios. 

¿Las empresas apuestan por el uso de Internet con renovables? 

Las grandes entidades de Silicon Valley ya arrancaron la carrera hacia una transición energética sostenible mediante el uso de energía verde para estas infraestructuras. 

Google, Facebook y Apple fueron los primeros en contribuir a estos cambios, marcando el objetivo de ser 100% renovables hace ya casi un lustro. Con el paso del tiempo, más de una veintena de compañías se han sumado a la causa, con el fin último de que Internet puede disponer también del “certificado” de eficiencia. 

En el caso concreto de Google, se hizo con 842 mW de energía renovables para alimentar sus centros de datos mundiales. Por otro lado, Apple invirtió 850 millones de euros en la compra de una planta solar capaz de suministrar electricidad a: 

  • Su sede en California 
  • 52 de sus tiendas en la costa oeste 
  • 60.000 hogares 

¿Por qué es tan importante el uso de las renovables en Internet? 

Bien es sabido que las renovables reducen el calentamiento global y las emisiones contaminantes a la atmósfera, pero estas no son las únicas ventajas que proporcionan frente al resto de energía

  • Permiten reducir los índices de consumo, con la consiguiente reducción de las facturas de la luz y el gas.  
  • Son inagotables. En cualquier empresa, se tendrán que despreocupar de que un corte de luz rompa todo el proceso de producción. 

Pero el principal beneficio es que se postulan como un gran aliado del Internet de las cosas. La revolución de la domótica ha permitido que cada vez más casas sean inteligentes. A menudo, cuentan con electrodomésticos o utensilios con conexión a internet. El Internet de las Cosas permite un gran aprovechamiento de la energía solar y al fotovoltaica, así como el fomento de su uso. La energía generada por los paneles solares tendrá un mayor rendimiento si por ejemplo dispones de persianas domóticas, controlables a través de un mando, o de termostatos inteligentes, programables a distancia únicamente pulsando un botón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *